Cerramos chiringuito… por esta temporada

Si eres de los que suele visitar la isla de Fuerteventura en verano, y además eres gay y buscas playas de ambiente, seguro que conoces las playas del Parque Natural de Corralejo; si no, no sabes lo que te estás perdiendo, y si sigues leyendo un poco más te irás haciendo una idea de por qué son las mejores y más famosas playas gays de la Isla y, según mi opinión, de todo el archipiélago ( de cualquier forma, ya he comentado que para mí este lugar es casi el mejor del mundo, ¿verdad?). Un verdadero paraíso cualquiera, seas de la identidad sexual que seas.

Yo lo conozco muy bien, y no sólo porque he pasado allí los mejores momentos de mi vida en época reciente, sino porque además tengo la suerte de trabajar allí, en un chiringuito de playa, durante los meses de verano. Muchos me dicen que debe ser un rollo eso de estar trabajando mientras otros se divierte, y ver pasar por delante tuya verdaderos monumentos de toda edad, raza y características físicas sin poder catarlos, ya que estás dentro del curro. Bueno, eso es así pero no siempre, ni tampoco exactamente en ese sentido: montamos este negocio entre unos amigos, y aunque yo me convierto sólo en trabajador allí durante la época estival por cuestiones de mi propio puesto de trabajo, la relación es cordial y abierta, y desde siempre tuvimos claro que abríamos este lugar no sólo para ganar dinero ( en realidad fue un acierto porque sí que da bastantes beneficios), sino también para estar durante varios meses en todo el meollo de la diversión gay de Fuerteventura. Así que, como ves, cuando estos supuestos “monumentos” se pasean por delante de mí o de cualquiera de mis colegas, no hay problema ninguno en dejar un momento el curro para hacer actividades más interesantes; o, al menos, intentarlo, jeje.

Este fin de semana será el último en que mantengamos abierto el negocio en su zona estival, porque la gran mayoría de nosotros vuelve a su trabajo habitual, incluso lo hemos alargado un poco debido al buen tiempo que ha hecho hasta ahora mismo; pero es imposible que lo estiremos más. Ahora, el par de nosotros que realmente entienden del negocio de restauración, se dedicarán a mantener abierta la zona cerrada del chiringuito hasta la llegada de la próxima temporada alta, y los demás volveremos a echar una mano cuando nuestro tiempo lo permita. No creas que con la llegada del otoño y del invierno, el Corralejo y sus playas pierden el encanto, ni mucho menos… sólo hay que hacer un esfuerzo y buscarlo por otro lado.

No dejes de visitar esta zona de ambiente gay por excelencia, y te darás cuenta de lo que estoy diciendo.